El libro de la magia blanca

La última vez que subí a Madrid pasé por una de mis librerías favoritas, Panta Rhei, un espacio de culto que además de albergar en sus estanterías cientos de libros de diseño, arte, ilustración, fotografía y demás maravillas visuales, ahora es también una editorial y galería de exposiciones especializada en ilustración. Esta vez de mis ojos brotaron más estrellitas de colores de la cuenta cuando me crucé con esta joya: “El libro de la magia blanca. Un moderno manual de hechizos para hacer de tu vida algo mejor”. Ya con esta cubierta blanca nacarada y ese stamping holograma de estilo tan fluffy me dio el patatús. Así que me tuve que hacer con él. No es el primer libro de magia que me pillo pero sin duda es el más bonito.

 

Es el típico libro con el tamaño perfecto, portada jugosa, grosor “gordito”, papel seco mate, y está impreso con sólo negro y un cyan muy molón. Me encanta el diseño loco que mantiene combinando ilustraciones con recortes, dibujos, grabados antiguos, mezclas de tipografías loquísimas y un estilo gráfico tremendísimo. Me parece un disparate que rezuma libertad y cariño.

 

Sin querer profundizar en el contenido, que eso es cosa tuya, te digo que con él puedes iniciarte a practicar magia blanca. Esta pretende conciliar la voluntad humana con la de la naturaleza y es una magia benévola. Con este manual te acercas al mundo de la magia desde el juego, la fascinación y el deslumbramiento, y puedes aprender miles de cosas. Desde cómo averiguar tu animal de poder para invocarlo cuando estés sin fuerzas hasta a preparar hechizos, talismanes o elegir un tatuaje protector. Muchas plantas aromáticas, conjuros, muñecas quitapenas y rituales preciosos. Desde bien pequeña, en el colegio, ya aprendí mi primer conjuro de amor gracias a una de mis mejores amigas que hasta día de hoy sigo practicando jiji (funciona!). Siempre ando liada con algún amuleto y de vez en cuando hago algún ritual, pero sobretodo me atrae mucho la gente que sabe en profundidad del tema y abro las orejas cuando me dan cualquier dato mágico útil para la vida moderna que guardo y practico silenciosamente.

 

No quiero desvelar mucho ni su contenido ni sus imágenes porque estamos hablando precisamente de un manual de magia, pero lo que sí hemos hecho es hacerle una mini entrevista a su autora,  Tania Berta Judith. Tuvimos la suerte de que nos respondiera a unas preguntillas.

Nos ha contado que su interés por la magia nació desde muy pequeña. El primer conjuro lo hizo con su madre y se trataba de poner una cruz de sal en la ventana para que dejaran de caer rayos y truenos. También hacía el nudo de San Cucufato con su abuela. En esa época se mezclaban en su imaginario magia casera con rezos y experiencias paranormales. En su adolescencia encotró a un grupo de amigas con las que hacer conjuros y rituales, cosa que le enriqueció mucho y le ayudó a entender el mundo. ¡Ay las amigas! Lo que nos gusta.

Este libro fue un encargo de su editor y vio la oportunidad de hacer el libro-objeto de magia que le hubiera gustado tener entre manos cuando era pequeña. Recuerda que entonces todo este tipo de manuales eran muy feos y de contenidos imposibles de realizar. Así que manos a la obra. Para documentarse utilizó en primer lugar la vía académica mediante artículos especializados en ámbitos de la historia, arqueología y antropología; también dice que usó los libros de magia al uso, carentes la mayoría de rigurosidad,  pero ricos en metodologías; por supuesto la vía oral, la vía tradicional de la magia y que corre el riesgo de desaparecer por completo. Por último, a partir de la búsqueda de imágenes libres de derechos que utilizaba para ilustrar el contenido, accedió a información directa que pudo utilizar. A veces las imágenes que rondan por internet nos llevan a lugares súper valiosos. En total fueron dos años, el último de ellos codo a codo con la diseñadora, Judit Musachs, para poder fusionar a la perfección contenido, ilustración y diseño.

La diseñadora es amiga suya desde hace más de 10 años, cosa que mola bastante para trabajar en un proyecto así. En un primer momento Tania tenía que encargarse del diseño también, además de escribirlo e ilustrarlo, pero sentía que le faltaban herramientas hasta que Judit se ofreció. A partir de ahí Judit tomó las riendas y tenía claro quería que fuese una locura visual donde cada doble página se pudiera entender como un universo a la par que conservar una coherencia durante todo el libro. Tania le dio sólo una referencia (toma nota): ” Zen & de Art of the Macintosh” de Michael Green. A partir de ahí su amiga empezó a trabajar y superó sus espectativas a través de un camino de amor, respeto y trabajo en equipo.

La autora actualmente se dedica al arte, enfocándose en la restauración de historias de las mujeres. Utiliza el bordado como técnica politizada para reivindicar los saberes que viajan por vía matrilineal, devolviendo autoridad a esta práctica como espacio de trasmisión de conocimientos.

Le pregunté si cree que hay una especie de new wave o especial interés entre la gente joven por el tema y dice que va por rachas, que su generación vivió ya una con las secciones de revistas como Super Pop y ahora se está viviendo algo parecido. Cree que está intimamente ligado con la atención que se le presta mediáticamente a los feminismos ya que la magia son conocimientos tradicionalmente relacionados con las prácticas de la mujer.

Así que ahí queda esta recomendación para que te la pilles y se la pases a tus amigas.

Que mercurio retrogrado te deje gozar del finde.

Mati <3

 

Compartir:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle+

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *